Interesante for iPhone

Discover and share the world around you

Get Interesante for iPhone

¿Buscas consejos de salud interesantes?

Sign up now using your favorite social network

Descubre información, fotos y videos para el cuidado de la salud.

  • Interests 34

By Animacion Servicios Educativos

violencia juvenil

Health and Education

Cursos educacion social, trabajo social, integracion social, educacion no formal, animacion sociocultural
0.00  

Concepto de delincuencia juvenil

Definir lo que constituye la delincuencia juvenil resulta ciertamente problemático. Mientras en algunos países la delincuencia juvenil es una calificación que se obtiene de aplicar definiciones del Código Penal cuando esas infracciones son cometidas por menores de edad; en otros, la delincuencia juvenil incluye una gran variedad de actos en adición a los que se encuentran enumerados en sus leyes de fondo. De tal suerte, las figuras estadísticas de ciertos países se encuentran artificialmente abultadas en lo que respecta a la delincuencia juvenil, mientras que en otros no reflejan esas figuras, sino un limitado número de conductas desviadas.

Para Herrero Herrero, el término delincuencia juvenil es un concepto eminentemente socio-histórico. Y en este sentido, Garrido Genovés define al delincuente juvenil como una figura cultural, porque su definición y tratamiento legal responde a distintos factores en distintas naciones, reflejando una mezcla de conceptos psicológicos y legales. Técnicamente, el delincuente juvenil es aquella persona que no posee la mayoría de edad penal y que comete un hecho que está castigado por las leyes.

La anomia, que etimológicamente significa sin ley, es en realidad un caso específico de desviación, porque los comportamientos disconformes tiene origen, en muchas ocasiones, en un contexto anómico. Es una situación que puede surgir en periodos de rápida transformación social y política en los que resulta difícil saber qué pautas o normas sociales y jurídicas deber ser seguidas .Dentro de este ámbito de anomia debe incluirse también la situación de la persona que vive a caballo entre dos o más culturas diferentes, siguiendo unas veces las pautas de una y otras, como es el caso de las minorías étnicas -gitanos, etc.-. Ese alejamiento les hace propicios al reclutamiento por parte de los responsables de la delincuencia organizada, que les escogen para llevar a cabo actuaciones simples pero de gran riesgo, como el transporte de drogas en su propio cuerpo.

Debemos citar que también nos encontramos con menores delincuentes que presentan rasgos de personalidad estadísticamente normales o próximos a la normalidad. Son aquellos afectados por situaciones disfuncionales que no perturban de manera especialmente anormal ni la conciencia, ni la capacidad espontánea de decisión, ni la emotividad o afectividad. Esta sería la categoría que englobaría a la mayor parte de los menores delincuentes, entre los que podemos incluir, sin ánimo exhaustivo, los siguientes:

- Aquellos que llevan a cabo simples actos de vandalismo, ataques al mobiliario urbano, etc., como consecuencia de las perturbaciones psicobiológicas que producen la preadolescencia y la adolescencia por motivos de desarrollo y cambio.
- Los que cometen pequeños hurtos, robos o fraudes por motivos de autoafirmación personal frente a compañeros, creyendo suscitar en ellos admiración.
- Los que come

  • 1
0.00  

Video Curso Violencia Juvenil.

La agresividad, como la violencia, son inherentes al ser humano, que además es el único animal capaz de pensarla, analizarla y emplearla conscientemente para la consecución de sus fines. Se sufre en todos los ámbitos de la sociedad, y la escuela no es ajena, ya que forma parte de esta sociedad violenta que acoge a jóvenes que se han educado y han aprendido más en la calle de lo que puedan aprender en el centro escolar.

Dicen los expertos que los niños y jóvenes se encuentran absolutamente desprotegidos frente a la violencia, y que son mucho más vulnerable a ésta porque la viven antes de desarrollar su propia vida independiente...

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as
formacionadistancia@arrakis.es
formacionadistancia@yahoo.es
http://www.animacion.synthasite.com

http://pinterest.com/animacioncursos

http://cursoseducadores.blogspot.com

http://www.facebook.com/animacioncursos
http://www.youtube.com/user/animacionservicios

http://twitter.com/cursosanimacion

Apartado 3049 -36205 VIGO- España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

  • 1
0.00  

Violencia, acoso, maltrato, delincuencia. Cursos y formacion

  • 2
0.00  

Entrenamiento en la solución de problemas

A partir de los trabajos de Spivack y Shure (1982) sobre la relación entre conducta social y procesos cognitivos de solución de problemas, es extensa la literatura y el acuerdo en que los procesos cognitivos (atribuciones, percepciones, etc.) tienen un papel importante en los problemas de conducta (Rubín et al, 1991). Se puede afirmar que la valoración que hace el niño de la situación y de cómo predice la intencionalidad y la reacción por parte de otros determina, en gran parte, su conducta en una situación interaccional específica. Si se perciben las situaciones como hostiles o agresivas es muy probable que reaccionen con un comportamiento ante estas características.

En este sentido el entrenamiento en habilidades de solución de problemas pretende dotar al niño y adolescente de estrategias cognitivas eficaces para abordar de forma exitosa los problemas interpersonales. En general, los programas de entrenamiento comienzan por analizar la forma en que los niños enfrentan las situaciones (valoraciones, autoverbalizaciones, atribuciones…), priorizando los procesos de pensamiento más que los comportamientos específicos. A continuación se entrenan habilidades específicas: analizar las consecuencias, generar soluciones alternativas, relaciones medios-fines, etc.

  • 2
0.00  

VIOLENCIA JUVENIL. PROGRAMAS INDIVIDUALES DE INTERVENCIÓN

Inadaptación y asesoramiento psicopedagógico desde los centros educativos a contextos no formales:

El asesoramiento psicopedagógico, desde los centros educativos, a jóvenes y niños inadaptados, implica una serie de acciones tendentes a promover la mejora de los destinatarios de la acción educativa, diseñando programas de intervención que se apliquen a contextos educativos formales y no formales.

Dichas acciones deben planificarse, de antemano, a través de un programa que especifique objetivos y metas concretas, detallando las acciones para conseguir dichas metas y objetivos. En su diseño y puesta en práctica deberían participar profesionales cualificados (pedagogos, psicopedagogos, maestros y psicólogos), además de otras instancias sociales, que más adelante nombraremos.

  • 2
0.00  

Habilidades Sociales

En términos globales el entrenamiento en habilidades sociales (EHS) pretende hacer más efectivo y eficaz la capacidad de interactuar con los demás. Su utilización en el tratamiento de la conducta disocial se basa en el supuesto de que las personas que manifiestan conductas de tipo disocial carecen de ciertos comportamientos y habilidades, lo que les dificulta el logro de las metas socialmente valoradas y el desarrollo de relaciones sociales adecuadas, tanto en el plano familiar como en el escolar o laboral.

Una cuestión previa al entrenamiento en habilidades sociales es evaluar cuáles son los déficits o las áreas prioritarias a entrenar en un sujeto. Básicamente se han utilizado tres procedimientos: la observación conductual, los informes de otras personas y las medidas de autoinforme.

  • 1
0.00  

Hay formas de violencia que se dan dentro de la familia y que se manifiestan a través de las condiciones culturales. Las relaciones asimétricas que se producen dentro del núcleo familiar tienen un cambio y unas dinámicas muy rápidas.

Otras manifestaciones de la violencia se dan en los grupos de amigos o en las cuadrillas de hinchadas deportivas, en las que los jóvenes encuentran un escenario propicio para dar rienda suelta a sus frustraciones y a sus necesidades insatisfechas.

Las diferentes formas de violencia que se generan en la calle se vinculan con los grupos de barrio o con los del colegio, donde el joven encuentra un espacio para identificarse institucionalmente.

Sin duda este conjunto de violencias actúa de manera interrelacionada, sin que se exprese alguna de ellas de manera pura, lo cual hace más complicado conocerlas y entenderlas.

El grupo más afectado, si cabe el término, está constituido por la población ubicada entre los 15 y los 25 años; sin embargo, viene incrementándose de manera alarmante otro, el formado por aquellos que están entre los 12 y los 15 años. Es decir, el adolescente es el principal actor en cuanto a agente de la violencia y en cuanto a víctima de ella.

En la materialización de la violencia se utilizan instrumentos que van desde una piedra hasta un arma de fuego, existiendo además una forma cultural lúdica (diversiones) en la que el alcohol y las drogas intervienen dentro de unas motivaciones de la más variada índole.

En el rostro de la violencia hay factores desencadenantes que merecen una especial atención: ellos son los medios masivos de comunicación y la impunidad. Los primeros sirven como modelos para reproducir la violencia (que se difunde a través de la radio, prensa, televisión, etc.). La segunda es la forma más clara de caducidad de los mecanismos de procesamiento de conflictos, conduciendo al desprecio por la policía, por la justicia y por otras instituciones.

Lo cierto es que desenmascarar el rostro de la violencia nos permitirá actuar sobre ella, para eliminar las condiciones que la producen o para prevenirla.

Un niño o un adolescente, al actuar con violencia, demuestra que tiene una interferencia en su desarrollo normal, o puede ser que haya sido condicionado para recrear violencia. Cuando la violencia se vuelve cultura, emociones negativas como el odio, los celos, el ánimo vindicativo, los resentimientos, la ambición, la envidia, las frustraciones en general que se manejan con referencia a los valores éticos y tradicionales de una sociedad, se transforman en agresiones si dichos valores se trastocan y los impulsos se canalizan y se manejan desde nuevas representaciones.

  • 1
0.00  

Una característica singular de la violencia es su capacidad para multiplicarse y para expandir sus dinámicas y sus consecuencias. De ahí que sea necesario conocer los factores que la producen.

Cuando la violencia se vive como cultura, termina siendo reforzada y promovida por ésta. La familia, como célula básica de la sociedad, juega un rol preponderante en esta cultura de la violencia, pudiendo obrar alternativamente como reproductora de «la cultura de la convivencia» o de «la de violencia», según los resortes que se activen. Los elementos señalados son sólo una muestra de los muchos factores asociados a la violencia, que reafirman su origen pluricausal.

La violencia es un fenómeno que históricamente se ha relacionado con condiciones sociales particulares. Explicar su etiología por características individuales de origen biológico o psicológico reduce su esencia. La razón de la violencia hay que encontrarla en el cruce de factores negativos del individuo y de la sociedad.

Las condiciones de hacinamiento, de desnutrición, de desempleo y de deterioro de la familia que imponen la desigualdad y la pobreza, propician en gran medida el desarrollo de conductas agresivas y el mantenimiento de las condiciones de asimetría, que son también una respuesta al ejercicio de la violencia.

  • 2
0.00  

MENORES DELINCUENTES

La doctrina especializada está haciendo hincapié en los últimos años en la importancia de subrayar los aspectos cognitivos interpersonales en la descripción del carácter del delincuente juvenil como una prometedora vía, tanto para establecer eficaces programas de prevención como para elaborar modelos educacionales que permitan una eficaz reeducación. Juntamente con ello, las mayoría de los estudios descriptivos de la carrera delictiva señalan una serie de factores individuales y biográficos que caracterizan al delincuente juvenil y que llevan a la conclusión de que el delincuente juvenil es una persona con un gran conjunto de deficiencias, y una de ellas es que comete delitos. Entre tales factores podemos citar, sin ánimo exhaustivo, los siguientes:

- Impulsivo.
- Con afán de protagonismo.
- Fracaso escolar.
- Consumidor de drogas.
- Baja autoestima.
- Familia desestructurada.
- Clase baja.
- Falto de afectividad.
- Agresivo.
- Sin habilidades sociales.
- Poco equilibrio emocional.
- Inadaptado.

  • 1
0.00  

VIOLENCIA ESCOLAR

PROGRAMAS INDIVIDUALES DE INTERVENCIÓN

Inadaptación y asesoramiento psicopedagógico desde los centros educativos a contextos no formales:

El asesoramiento psicopedagógico, desde los centros educativos, a jóvenes y niños inadaptados, implica una serie de acciones tendentes a promover la mejora de los destinatarios de la acción educativa, diseñando programas de intervención que se apliquen a contextos educativos formales y no formales.

Dichas acciones deben planificarse, de antemano, a través de un programa que especifique objetivos y metas concretas, detallando las acciones para conseguir dichas metas y objetivos. En su diseño y puesta en práctica deberían participar profesionales cualificados (pedagogos, psicopedagogos, maestros y psicólogos), además de otras instancias sociales, que más adelante nombraremos.

Son muchos los problemas que, hoy por hoy, se dan en zonas marginales:

- Menores con situación social conflictiva.
- Menores, con deficiencias físicas, psíquicas y sensoriales, que no está bien atendidos.
- Menores con problemas de drogadicción.
- Menores con otras culturas que requieren integración.
- Menores delincuentes.
- Etc.

  • 1
0.00  

Violencia Juvenil. Modelo de coerción: Patterson:

La conducta antisocial se desarrolla en 4 etapas donde necesariamente todos las personas pasan por estos pasos ya que existen muchos factores que pueden incidir en cualquiera de ellas:

- Familia: En las prácticas de crianza no adecuadas el niño percibe que emitiendo conductas aversivas (llorar, tirar cosas, patalear…) consigue lo que quiere, resultándole beneficioso y escapando de situaciones desfavorables.
- Escuela: Si no está dotado de habilidades de interacción para nuevas situaciones no desarrollará habilidades académicas necesarias ni convivirá adecuadamente con sus compañeros.
- Su grupo de iguales: Con el fracaso escolar y el rechazo de sus compañeros se produce la sensación de exclusión que le llevará a relacionarse con individuos semejantes a él, buscando iguales desviados y acrecentando las habilidades antisociales.
- Al llegar a una cierta edad se manifiestan las dificultades en la adquisición de habilidades y aprendizaje como por ejemplo la búsqueda de empleo, lo que colabora al desarrollo de la carrera antisocial.

Hoy en día el fenómeno de la delincuencia juvenil es un tema ampliamente estudiado precisamente por la preocupación y la alarma que suscita en todas las sociedades, y por el hecho de ir en aumento.

  • 1
0.00  

La violencia juvenil e incluso infantil (que predice la juvenil) está alcanzando cotas alarmante en el extranjero, sobre todo en EE.UU.: en los últimos seis años se han producido 221 muertes en los colegios por esta causa en aquel país.

La agresividad, como la violencia, son inherentes al ser humano, que además es el único animal capaz de pensarla, analizarla y emplearla conscientemente para la consecución de sus fines. Se sufre en todos los ámbitos de la sociedad, y la escuela no es ajena, ya que forma parte de esta sociedad violenta que acoge a jóvenes que se han educado y han aprendido más en la calle de lo que puedan aprender en el centro escolar.

Dicen los expertos que los niños y jóvenes se encuentran absolutamente desprotegidos frente a la violencia, y que son mucho más vulnerable a ésta porque la viven antes de desarrollar su propia vida independiente.

http://www.animacion.synthasite.com

http://pinterest.com/animacioncursos

http://www.facebook.com/animacioncursos
http://www.youtube.com/user/animacionservicios

http://twitter.com/cursosanimacion

  • 1
0.00  

CIBERBULLYING O CIBERACOSO

La violencia ha entrado en las escuelas y cada día es mayor el acoso escolar en todos los niveles educativos. La violencia que se vive en la escuela es también conocida como bullying, denominación anglosajona que se utiliza para referirse al fenómeno del “maton” o “abusón”. Se trata de una situación de maltrato entre iguales que se caracteriza por el acoso y la intimidación del abusador sobre la víctima en el ámbito escolar. Así, un estudiante es agredido o se convierte en víctima cuando está expuesto de forma repetida y durante un tiempo a acciones negativas que lleva a cabo otro estudiante o varios de ellos.

  • 1
0.00  

¿QUÉ ES LA «VIOLENCIA ESCOLAR»?:

Hay que diferenciar diferentes categorías ya que no es lo mismo un insulto u otra falta más o menos leve de disciplina que un episodio de vandalismo o de agresión física. No obstante, existe una clara tendencia en la opinión pública y tal vez entre muchos profesores a simplificar en manifestaciones distintas de un mismo sustrato violento que caracterizaría a los niños y jóvenes de hoy.

  • 1
0.00  

catalogo cursos integracion social, bullying, educacion sexual, maltrato, discapacidad intelectual, educadora familiar, ludotecas, juegos

  • 1
0.00  

curso-violencia-juvenil.jpg

  • 1
0.00  

Curso violencia juvenil, delincuencia, menores, adolescentes, delincuentes, bullying, violencia escolar

  • 1
0.00  

Modelo conductal

  • 1
0.00  

curso mediador escolar en violencia

  • 1
0.00  

Curso Mediador Escolar en Violencia - Guia Didactica

  • 1